Logo

SÍGUENOS EN

NUESTRA HISTORIA

Nieto, hijo y hermano de grandes en los fogones.

Consuelo López,  matriarca de los López, sacó adelante a su familia, trabajando en la cocina durante más de 50 años, teniendo en cuenta una peculiaridad, era ciega, uno de tantos recuerdos que tengo de mi abuela…la monda de la patata, siendo ciega, dejaba la piel, mas fina que el papel de fumar…. Sirvan estas letras para recordar un artículo escrito sobre mi abuela y mi padre, por el periodista Francisco Gutiérrez Alarcón en el libro, “Las viejas tabernas de Albacete”:

Doña Consuelo recuerda, con nostalgia, aquellos tiempos del bar López, vive el pasado con la intensidad de quién perdió la vista sólo de ojos para fuera por la diabetes, nos dice: “Permanece un tanto recluida en el ayer y vive mucho del pasado.”

La dueña de Casa López tiene muy vivos los recuerdos de aquel comienzo, que no dejaba de ser una auténtica audacia, por la precariedad de los medios de que ambos disponían:

Era el año 1936, nada menos que el comienzo de la guerra civil. Y a partir de allí empezamos a trabajar de firme. Nos inclinamos, principalmente por servir comidas. Dábamos un plato de habichuelas por 0’40 céntimos (de pesata) y de guiso de carne de cordero por 0’80 cent. Pero en los que verdaderamente nos hicimos los más populares fue en la especialidad de las cabezas de cordero asadas.

Eran tiempos aquellos en que José López (marido de Doña Consuelo) el fundador de la taberna solía decir con humor generoso a quién le quería escuchar: “Aquí, para poder cobrar una cazalla, en muchas ocasiones tengo que poner dos copas, por lo menos.”

Casa López no es si no una de tantas tabernas albaceteñas que no dejarán de su vieja presencia más que el recuerdo de los más viejos, su antiguo carácter tertuliano, de paz y pobreza compartidas, está dejando paso a la acelerada asunción indiscriminada de usos y costumbres de fuera. Lo nuevo no perdona recuerdos.

Josefina Valiente mi madre,  se metió en la cocina al casarse con mi padre, cocinera por circunstancias y modista por devoción. En la actualidad cuenta con 84 años y aún sigue cocinando.

Julio López, mi padre, tabernero, camarero, barman, metre, cocinero, y torero aunque me pese, pero lo fue. Julio López López  “El tabernerito”. Ya no está entre nosotros.
Este fue, el último arroz que le cocine…

José Julio López, mi hermano mayor, cuenta con  más de 40 años dedicados  a enseñar y aprender cocina. Ha manejado las riendas de grandes restaurantes en Albacete.
En la actualidad llaga las riendas del hotel Beatriz (Albacete).

Juan Ramón López mi hermano menor, se dedica a otros menesteres, pero también se defiende en los fogones. Se atreve con lo que le echen. Un artista en los asados, y un sommelier excepcional , es otro López.

F. Javier López Valiente. Estoy el del medio, como los jueves, para lo bueno y  lo malo.
Abrí el Restaurante ARROSSERIA “EL SOCARRAT”  el 1 de Octubre de 2019, con la ilusión de dirigir mi propia empresa, la cual va poco a poco teniendo en cuenta la situación que nos acontece. Aprovecho para agradecer a todas aquellas personas que siguen confiando en nuestro equipo. Mil gracias por seguir contando con nosotros.

Yolanda Lopez Tebar. Al igual que su padre tiene la suerte de dedicase a sus dos pasiones artes escénicas y gastronomía, en la actualidad se a titulado como chef y especializada en pastelería.

Mi historia

Javier López, me he dedicado por suerte a las dos profesiones que más me apasionan, viajar y cocinar. La primera me ha permitido conocer España entera, Europa y parte de Asia. Aproveche mis viajes para aprender y a la vez enseñar la gastronomía que iba aprendiendo.

Javier lopez

png peq

EL ARTE DE LA COCINA

Bienvenidos

Alguien me dijo una vez.

“No te empeñes en ser un chef conocido si no, un chef que valga la pena conocer”

Ven & Experimenta nuestra mejor cocina

Toca aquí